Naming: la difícil tarea de ponerle un nombre a un vehículo

 

Es muy común que el dueño de un vehículo le coloque un nombre, apodo, mote, alias o apelativo. Cualquier razón es válida, debido a que es una muestra de cariño por un objeto propio. Algunas personas suelen colocarles nombres comunes y corrientes como puede ser Jorge, Pedro o Juan, también suelen colocarles nombres inspirados de la tele o personaje de algún libro del cual estén enganchados, realmente no importa la procedencia al fin y al cabo todo es al gusto del consumidor.

Normalmente, dependiendo del modelo puede ser un él o una ella. Existen ciertos dueños que se van por una opción más obvia y optan por colocarle desde un nombre procedente de la marca, hasta uno derivado del color de la carrocería, así como también hay preferencia al escoger nombres exóticos si se trata de un vehículo súper lujoso.

Lo que se recomienda en el momento de escoger el apodo adecuado y que al mismo tiempo vaya con la apariencia del vehículo, es tener en cuenta el carácter del mismo. De igual forma, sea un coche, motocicleta o incluso un patinete proveniente de Tecnocio el hecho es que colocarle un buen nombre le dará más personalidad a tu vehículo.