Primeros pasos de una empresa de tejido

Si te consideras una persona habilidosa con las agujas de tejer y constantemente recibes halagos por tus tejidos, este es el momento perfecto para un negocio que te permitirá adquirir dinero haciendo lo que más te gusta: tejer.

El primer paso para emprender tu negocio de tejido es decidirte. Tomar la iniciativa de crear algo y ejecutar la idea es la etapa más difícil pero necesaria para lograr lo que quieras.

Luego debes plantearte todas las alternativas posibles para tu empresa. Una opción podría ser crear objetos tejidos únicos como suéteres, bufandas y guantes para hombres, mujeres y niños. Tus diseños pueden ser vendidos en línea, o en tiendas locales de ropa y manualidades. Otra opción sería dictar talleres de tejido. Otra posibilidad es una aventura conjunta, asociarte con una amiga tejedora con tus mismos horizontes.

Decide si tu emprendimiento de tejido será en una instalación con ciertas dimensiones o  desde casa. A menos que vayas a vender mercancía relacionada con el tejido, o enseñar en sesiones grupales mayores a tres personas, podrías querer trabajar desde casa para crear una zona de confort.

Ahora debes decidir se vas a especializarte en canastilla artesanal o decoraciones, o ¡en todo a la vez!