¿Quieres ser emprendedor?


Estos son tiempos de emprendimientos. Antes se consideraba un desatino abandonar un puesto de trabajo para abrirse camino en el mundo de los negocios, pero ahora es la opción más viable para cumplir los sueños. Una muestra de ello es el Restaurante Casa Carmen, una empresa que empezó por ser un proyecto y ahora es una sólida propuesta culinaria que rompe ránkings.

Desde que fui a Casa Carmen por primera vez supe que todos los proyectos que se hacen con inteligencia y amor pueden tener éxito. La inteligencia hace falta porque las empresas necesitan de una mentalidad comercial indispensable. Y el amor es muy importante para llevarlo adelante porque solo con mucho amor uno es capaz de acopiar voluntad para vencer los obstáculos.

Conozco muchas empresas exitosas que comenzaron por ser minúsculos proyectos que parecían irse a la deriva con los primeros vientos fuertes. Pero la voluntad es decisiva para seguir adelante.

Los negocios hoy no solo necesitan mucha asesoría en cuestiones de finanzas, sino también de diseño. Porque la imagen es indispensable para un negocio. La comida puede estar deliciosa, pero si el restaurante no sabe venderse le será muy difícil llegar a gran cantidad de personas. Hay que prestar atención a todos los detalles para triunfar.