Técnicas de terapia de pareja

Técnicas de terapia de pareja hay varias, pero lo más importante para asistir a la terapia de pareja es la resolución de la misma a encontrar las causas de la crisis y a pasar por un proceso de sinceridad de uno con el otro.

Para que la terapia resulte exitosa, es necesario definir claramente el problema que el paciente desea solucionar, es decir se debe estructurar el problema en términos de las conductas, las interacciones, y la comunicación implicada en el mismo, además de cuando ocurre, en donde, con qué frecuencia, a quién le afecta el problema, desde cuando es problema, cómo lo vive cada miembro del sistema.

Las metas de terapia se definen en relación a cambios concretos que se desean lograr, comenzando con cambios pequeños en los subsistemas los cuales acarrean grandes y notorios cambios que repercuten en todo el sistema.

Los enfoques centrados en las soluciones actualmente tienen gran demanda. Su eficacia está bien establecida y respaldada por un sólido y creciente marco de investigación. El pensamiento centrado en las soluciones se ha ganado su lugar y es ampliamente aceptado en los ámbitos de la terapia. Para resolver un problema sólo hay que entender cómo funciona y se mantiene en el presente, sin necesidad de buscar la causa en el pasado.